FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Villarmayor (Salamanca)

VILLARMAYOR Villarmayor es un pueblo agradable muy típico de estas tierras ledesminas, que aunque abraza el futuro con la modestia de su dimensión y su estructura esencialmente rural, presume de contar en su término con grandes testigos de un pasado muy remoto: túmulos y dólmenes megalíticos, y un pequeño puente y una fuente romana. Es un pueblo pequeño, enclavado en un paisaje de dehesas que comienzan a surgir en las tierras ledesminas y que ya acompañarán al viajero hasta las …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

VILLARMAYOR
Villarmayor es un pueblo agradable muy típico de estas tierras ledesminas, que aunque abraza el futuro con la modestia de su dimensión y su estructura esencialmente rural, presume de contar en su término con grandes testigos de un pasado muy remoto: túmulos y dólmenes megalíticos, y un pequeño puente y una fuente romana. Es un pueblo pequeño, enclavado en un paisaje de dehesas que comienzan a surgir en las tierras ledesminas y que ya acompañarán al viajero hasta las sierras y hasta la frontera con Portugal. Es Villarmayor un pueblo denso, de calles generalmente estrechas y casas de tipología muy variada, pocas en tapial, unas cuantas en mampuesto o sillarejo, y una gran parte reformadas y rehabilitadas en líneas modernas que, al menos, han conservado la volumetría. Y es que el pueblo se ha beneficiado de su cercanía a Salamanca, de la que apenas dista 27 kilómetros, para mantener una parte de su población que trabaja en la gran ciudad y los que marcharon que regresan el fin de semana y en vacaciones. El caserío actual de Villarmayor se dispone de forma horizontal, una escasa ambición por destacar en el horizonte de amplia llanura y dehesa expuesta a los elementos. La Iglesia de San Vicente Mártir es el edificio más destacado de su pequeño casco urbano, en el que también se encuentran el frontón y la ermita. Y fuera del pueblo, el viejo depósito que es seña de identidad común a muchos de los pueblos de la comarca.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia