FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Trasmoz (Zaragoza)

TRASMOZ A los pies del Moncayo se levanta el cerro que alberga el viejo Castillo de Trasmoz. Por su ladera cae el pequeño casco urbano del pueblo. Trasmoz encaramado, bastante despoblado, de fachadas de tonos claros y colores diversos. La pequeña iglesia, al pie del castillo, da acceso desde la cumbre a un callejero intrincado, de cuestas y curvas pronunciadas adaptadas al terreno y orientado al sol de la mañana. Desde la iglesia al cementerio se extiende el caserío, desnaturalizado …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

TRASMOZ
A los pies del Moncayo se levanta el cerro que alberga el viejo Castillo de Trasmoz. Por su ladera cae el pequeño casco urbano del pueblo. Trasmoz encaramado, bastante despoblado, de fachadas de tonos claros y colores diversos. La pequeña iglesia, al pie del castillo, da acceso desde la cumbre a un callejero intrincado, de cuestas y curvas pronunciadas adaptadas al terreno y orientado al sol de la mañana. Desde la iglesia al cementerio se extiende el caserío, desnaturalizado en parte por rehabilitaciones poco respetuosas con la arquitectura tradicional.
Trasmoz cuenta con un elemento muy notable que justifica por sí sólo la visita: la espectacular y fantasmagórica ruina de su castillo, que desde la lejanía, con el Moncayo como telón de fondo, es la seña de identidad del pueblo. Ubicado en tierra de frontera entre Navarra, Castilla y Aragón, se dotó de la fortaleza en el siglo XII, levantada sobre un otero que domina la comarca. Ligado a los linajes de los Luna y los Ximenez de Urrea, tras muchas guerras y batallas el castillo quedó abandonado a principios del siglo XVI, alimentando a partir de entonces una leyenda de brujas y aquelarres, de hechizos y maleficios. Bécquer, durante su estancia en el cercano Monasterio de Veruela, e inspirado por dichas habladurías, contribuyó de forma definitiva a fijar la fama y tradición de brujería asociada a Trasmoz. El pueblo hace honor a esa tradición celebrando una feria veraniega de mágicas resonancias.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia