FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

San Pedro del Arroyo (Ávila)

SAN PEDRO DEL ARROYO En provincias poco pobladas como es el caso de Ávila, a la que pertenece San Pedro del Arroyo, establecer una jerarquía de centros comarcales y subcomarcales resulta complejo, y a veces esa jerarquía vendrá determinada por aspectos como accesibilidad o servicios más que por volumen demográfico. Con una población escasa como la de San Pedro, que no alcanza los quinientos censados, sería difícil hablar de una relevancia funcional en otras provincias con más peso demográfico en …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

SAN PEDRO DEL ARROYO
En provincias poco pobladas como es el caso de Ávila, a la que pertenece San Pedro del Arroyo, establecer una jerarquía de centros comarcales y subcomarcales resulta complejo, y a veces esa jerarquía vendrá determinada por aspectos como accesibilidad o servicios más que por volumen demográfico. Con una población escasa como la de San Pedro, que no alcanza los quinientos censados, sería difícil hablar de una relevancia funcional en otras provincias con más peso demográfico en la costa, en el sur peninsular o incluso en las llanuras de Valladolid o León, donde abundan los grandes núcleos de población. Sin embargo en provincias poco pobladas como Ávila el tuerto es el Rey, y la feliz comunión de ferrocarril y carretera, que en San Pedro casi se dan la mano, junto a su papel como cruce de caminos favoreció la instalación en el pueblo de comercios, gasolineras, bancos y un incipiente polígono industrial. Y por todo ello, San Pedro del Arroyo encabeza un sector de territorio en la Moraña que, al recorrerlo, a uno le parece que esté en regresión, triste por haber perdido el paso de la nacional y casi todos los servicios de ferrocarril. Tren y asfalto, que antaño fueron la fuente de la riqueza de San Pedro y su comarca, se han visto desplazados por la mejora de las comunicaciones y ello ha aportado un componente de tristeza y soledad a este y otros pueblos que se asientan sobre la serpenteante N-501. Contra viento y marea, San Pedro sigue cumpliendo con su papel, aglutina servicios para un amplio territorio y lucha por mantenerse en pie frente al pujante atractivo de unas ciudades que cada vez se acercan más a tantos pueblos castellanos con la mejora de las infraestructuras.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia