FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Ribadelago Viejo (Zamora)

RIBADELAGO VIEJO Es inevitable, por mucho empeño que se ponga, no pensar en la tragedia cuando nos referimos a Ribadelago. Hay pueblos indisolublemente unidos a hechos dantescos, y este es uno de ellos. La catástrofe del Embalse de Vega del Tera en 1959 arrastró hasta el lago las vidas de una cuarta parte de sus vecinos y muchas de las construcciones del pueblo. La posterior edificación de Ribadelago Nuevo carretera abajo, con menos gusto que recursos, contribuyó aún más al …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

RIBADELAGO VIEJO
Es inevitable, por mucho empeño que se ponga, no pensar en la tragedia cuando nos referimos a Ribadelago. Hay pueblos indisolublemente unidos a hechos dantescos, y este es uno de ellos. La catástrofe del Embalse de Vega del Tera en 1959 arrastró hasta el lago las vidas de una cuarta parte de sus vecinos y muchas de las construcciones del pueblo. La posterior edificación de Ribadelago Nuevo carretera abajo, con menos gusto que recursos, contribuyó aún más al abandono del antiguo pueblo. Ribadelago Viejo se encuentra en uno de los emplazamientos más espectaculares que yo haya visto, en el final de la carretera que bordea el Lago de Sanabria, rodeado de las montañas impresionantes que abrigan su casco urbano. Meditando desde el puente sobre el Tera que separa en dos orillas el caserío del pueblo ni alcanzo a imaginar lo dura que debió ser la vida en Ribadelago hasta los tiempos modernos. Una naturaleza hostil, con escaso espacio para cultivar; unos inviernos durísimos; y el aislamiento del propio emplazamiento. Factores todos ellos que hoy se reflejan en la belleza de las viviendas tradicionales que aún se conservan, las situadas en las cotas más altas que resistieron la fatídica riada del 59. El bonito campanario sobre una loma invita a la reflexión, a la vista de un entorno mágico en un pueblo plagado de leyendas.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia