FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Revalvos (Salamanca)

REVALVOS La pedanía de Revalvos pertenece al ayuntamiento salmatino de Armenteros, y se ubica en Tierras de Alba, al sur de la ilustre villa teresiana. Revalvos es apenas un puñado de casas al pie de la carretera, escondidas entre arroyos y barranqueras que buscan las aguas del Tormes por Santa Teresa. Estamos en el dominio de la dehesa y de los grandes latifundios, de aldeas formadas por la laboriosidad de trabajadores del campo que alzaron sus casas allá donde encontraron …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

REVALVOS
La pedanía de Revalvos pertenece al ayuntamiento salmatino de Armenteros, y se ubica en Tierras de Alba, al sur de la ilustre villa teresiana. Revalvos es apenas un puñado de casas al pie de la carretera, escondidas entre arroyos y barranqueras que buscan las aguas del Tormes por Santa Teresa. Estamos en el dominio de la dehesa y de los grandes latifundios, de aldeas formadas por la laboriosidad de trabajadores del campo que alzaron sus casas allá donde encontraron una vaguada, una vieja ermita o la ruina de un castillo. El pueblo se orienta al oeste, mira hacia la preciosa luz matizada y contrastada de las tardes castellana, y está cercano a las sierras romas que anteceden a las de Béjar y Piedrahita, ya cercanas y que se intuyen en el horizonte. No llega a la cincuentena sus vecinos empadronados que, sin embargo, han mantenido con tesón las tradiciones de este mundo rural escondido y remoto. Las casas se levantan en tapial enlucido y en piedra, lascas que recuerdan más a la tradición serrana. Las mejores casas son las más cercanas a la carretera, mientras hacia la parte más alta del pueblo aparecen un buen número de corrales, cercas y algunas casas arruinadas. La iglesia, restaurada yque no parece muy antigua, se alza también junto a la vieja carretera, y celebra San Gil allá por septiembre, cuando los hijos y nietos de Revalvos, forzados a la emigración, vuelven a disfrutar de sus raíces.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia