FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Ráfales (Teruel)

RÁFALES El casco urbano de Ráfales, que es Conjunto Histórico Artístico, se encuentra entre los mejor conservados de la comarca del Matarraña y de todo el Bajo Aragón. Sin duda es Ráfales uno de los pueblos más escondidos y remotos de la comarca. ¿Habrá contribuído ese hecho a su excepcional conservación?. Lo primero que sorprende al llegar a Ráfales es el cartel, con indudable intencionalidad turística, que ubica a Ráfales en la tierra del Maestrazgo. Menudo lío tengo en mi …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

RÁFALES
El casco urbano de Ráfales, que es Conjunto Histórico Artístico, se encuentra entre los mejor conservados de la comarca del Matarraña y de todo el Bajo Aragón. Sin duda es Ráfales uno de los pueblos más escondidos y remotos de la comarca. ¿Habrá contribuído ese hecho a su excepcional conservación?. Lo primero que sorprende al llegar a Ráfales es el cartel, con indudable intencionalidad turística, que ubica a Ráfales en la tierra del Maestrazgo. Menudo lío tengo en mi cabeza. Maestrazgo, que parece más un apellido para atraer al turismo; Bajo Aragón, supracomarca en la que tradicionalmente se ha encuadrado; y Matarraña, división administrativa actual. Fruto de la mera observación, intuyo que Ráfales guarda muchos más rasgos en común con los pueblos del Matarraña, unidad de paisaje muy compacta y singular cuyo ámbito se extiende, de forma puntual, fuera de su jurisdicción (Belmonte, Fabara, Valdealgorfa), pero que no va mucho más allá.
Ráfales, antiguo castillo del que aún quedan importantes restos. Villa triangular asentada en un promontorio rocoso sobre los barrancos que tributarán al río Tastavins. Su forma y sus viejas murallas facilitaban la defensa del pueblo, que ha conocido mil asedios y los ha resistido con gran dignidad. La historia de Ráfales hunde sus raíces, como en tantos otros rincones de esta comarca, en los antiguos asentamientos íberos de cuya civilización se han encontrado importantes restos. La dominación musulmana dotó de nombre al pueblo ("rafals", masías o alquerías), que parece remitir a la presencia de diversas masías en la zona. Tras la Reconquista pasó a dominio calatravo, bajo cuya protección permaneció largos siglos. En el XVIII aparece Ráfales como ayuntamiento independiente, que había dependido durante largo tiempo de la Muela de Monroyo. Y para entonces ya se había configurado su casco urbano, gran parte de su caserío y sus más importantes edificios. Su emplazamiento remoto, como decía al principio, parece haberle protegido de desmanes y modernidades y han legado un conjunto urbano de excepcional belleza. Aunque, por otra parte, eso es algo común a todos los pueblos del Matarraña.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia