FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Puente del Congosto (Salamanca)

PUENTE DEL CONGOSTO Es imposible hablar de Puente del Congosto sin mencionar la presencia de su fabuloso Castillo de los Dávila como la pieza estrella de su patrimonio. Edificado en el siglo XVI, es una de las fortalezas más destacadas de la provincia de Salamanca y de todo el sur de Castilla y León. El conjunto del Castillo, del pueblo, del río Tormes a sus pies y del precioso puente que lo atraviesa es un escenario de belleza singular y …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

PUENTE DEL CONGOSTO
Es imposible hablar de Puente del Congosto sin mencionar la presencia de su fabuloso Castillo de los Dávila como la pieza estrella de su patrimonio. Edificado en el siglo XVI, es una de las fortalezas más destacadas de la provincia de Salamanca y de todo el sur de Castilla y León. El conjunto del Castillo, del pueblo, del río Tormes a sus pies y del precioso puente que lo atraviesa es un escenario de belleza singular y un reflejo único del gran pasado de esta tierra de frontera entre viejos reinos. El Puente del Congosto es un pueblo que ha despertado al turismo en las últimas décadas, vertebrando su actividad en torno a la monumentalidad de su propio casco urbano, a las zonas de baño en la represa aguas arriba, la única playa fluvial de la provincia, y a la cercanía a las sierras de Béjar, Piedrahita y El Barco. El pueblo se resguarda al abrigo de un paisaje de transición entre los primeros cerros de la sierra y las dehesas que dominan gran parte del sur de Salamanca. No en vano, la ubicación del pueblo a 949 metros de altitud, le acerca a los pueblos serranos cuya arquitectura tradicional ya se observa en sus calles, estrechas y apiñadas a las que se asoman casas grandes, arrumadas sobre el cerro. Sin embargo, es triste comprobar durante el paseo por el pueblo que, siendo como es este uno de los grandes conjuntos históricos de la provincia, la desidia de las administraciones haya consentido que, en las últimas décadas, se levantaran casas modernas como algunas de las presentes en pleno centro del pueblo, que pueden estar bien en una urbanización a las afueras de la gran ciudad pero aquí no tienen nada que hacer. Aunque bien es cierto que, en general, se ha respetado con mimo la tradición constructiva.
El Puente del Congosto es un pueblo antiguo, fundado en el siglo XI tras la cristianización del alfoz de Ávila. En 1442 el rey Juan II segrera la jursidicción abulense, otorga al Puente el título de villa, y cede el señorío a los Dávila. La villa creció y prosperó al calor se su ubicación estratégica, junto al cauce del Tormes que vertebra un amplio territorio, y también por albergar el "Puente del Río Angosto", hecho este del que derivó su propio topónimo, y asociado al cobro del portazgo que se mantuvo hasta 1881, cuando se inaugura el puente nuevo. Es en ese momento en que la Casa de Alba, hasta entonces propietaria de la fortaleza y de amplias fincas del entorno, cedió en su interés por la posesión del castillo y lo vendió al último portazguero, pasando de mano en mano hasta la actualidad, en que sigue en manos privadas y destinado a la celebración de eventos. A su espalda se levanta otro edificio destacado de la villa, la Iglesia de la Asunción, gótica del XVI, que corona el perfil urbano.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia