FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Pedrosillo de los aires (Salamanca)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Cras consequat malesuada massa. Donec lectus sapien, vulputate sed fringilla ut, tempus tristique neque.

Leer más…

Geolocalización

Video


Texto extra

Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

Pedrosillo de los Aires (Salamanca)
Sorprende encontrar, en plena dehesa salmantina, un pueblo blanco como Pedrosillo de los Aires, cuando uno viene de recorrer viejos pueblos de piedra y de fachadas enfoscadas de colores variados. El caserío de Pedrosillo refulge en la distancia, viniendo por la carretera solitaria que conduce a Guijuelo. Esta carretera es una ruta paralela y alternativa al gran eje cercano de la Ruta de la Plata, y definitivamente mucho más interesante, integrada en el paisaje y el territorio. Camino escondido que permite disfrutar del campo y la soledad. Y al fondo, Pedrosillo aparece como un oasis, parada y fonda en la carretera perdida.
Llego al pueblo.
Pedrosillo de los Aires es un pueblo perteneciente al viejo dominio de Salvatierra. Pueblo de Repoblación y de Dehesa que hunde sus raíces en la toma cristiana de estas tierras en el siglo XIII. En su extenso término municipal que ronda las 7000 hectáreas podremos encontrar al menos otras nueve entidades menores que, por lo general, se corresponden con antiguas explotaciones ganaderas. Pedrosillo es la cabecera y el núcleo más grande. En lo alto, la Iglesia Parroquial, consagrada a San Benito, es un edificio sencillo, encalado, con espadaña de piedra recia, que es lo único que destaca sobre el resto de edificios. Las casas, de baja altura, generalmente una planta excepto las renovadas recientemente, ofrecen sus brillantes fachadas al sol que ilumina las calles y rincones del pueblo. Algunas casas, las menos, mantienen las fachadas sin encalar en un entorno valiosísimo por su arquitectura popular. La quietud se hace evidente en el paseo por sus calles y, una vez más, me cuesta asumir que me encuentro tan cercano a la ciudad y a la autovía, tan cercano del ruido mundanal del que, para bien o para mal, parece haber escapado Pedrosillo.

© 2016 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia