FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Palacios Rubios (Ávila)

PALACIOS RUBIOS Cercana a la muy noble ciudad medieval de Arévalo, en la comarca abulense de la Moraña se alza el caserío de la pequeña aldea de Palacios Rubios, unas cuantas casas arrumadas junto a la carretera y a la bella Iglesia románico mudéjar. El pueblo, pedanía de la Nava de Arévalo, perteneció antaño al Tercio de Rágama, localidad esta perteneciente a la provincia de Salamanca, aunque hoy día pertenece a la jurisdicción arevaleña, ciudad de la que depende en …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

PALACIOS RUBIOS
Cercana a la muy noble ciudad medieval de Arévalo, en la comarca abulense de la Moraña se alza el caserío de la pequeña aldea de Palacios Rubios, unas cuantas casas arrumadas junto a la carretera y a la bella Iglesia románico mudéjar. El pueblo, pedanía de la Nava de Arévalo, perteneció antaño al Tercio de Rágama, localidad esta perteneciente a la provincia de Salamanca, aunque hoy día pertenece a la jurisdicción arevaleña, ciudad de la que depende en cuanto a comercio y servicios. El entorno extenso de llanuras y campos de cereal que enmarca al pueblo se ve roto por la suave colina sobre la que se asientan sus casas, al otro lado de un discreto regato que separa del núcleo de la iglesia. El templo de Palacios Rubios es uno de los mejores exponentes del arte que más fama ha dado a toda la comarca morañesa. Los muros de este, su cabecera inequívocamente mudéjar de galerías en ladrillo, son la imagen más característica de un pueblo que lucha por no desaparecer del mapa, que vivió tiempos mejores y que aguarda a las fiestas de agosto, las más multitudinarias más allá de San Antón y la Octava, para ver de nuevo a los hijos y nietos que un día marcharon, Y me pregunto si seguirán acudiendo a la cita cuando desaparezcan lo más viejos del lugar.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia