FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Nonaspe (Zaragoza)

NONASPE Nonaspe es un balcón extraordinario sobre el Matarraña. Desde el pueblo se domina todo el cauce del río que abraza al pueblo en su unión con el Algars. El ferrocarril corre en paralelo al Matarraña en su camino hacia Caspe, Zaragoza y Barcelona y deja estación aquí, que aún sigue en servicio. El viejo tren sigue comunicando y dando vida a tantos pequeños pueblos como este que escapan, de momento, del peligro de la despoblación. Pienso en los vecinos …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

NONASPE
Nonaspe es un balcón extraordinario sobre el Matarraña. Desde el pueblo se domina todo el cauce del río que abraza al pueblo en su unión con el Algars. El ferrocarril corre en paralelo al Matarraña en su camino hacia Caspe, Zaragoza y Barcelona y deja estación aquí, que aún sigue en servicio. El viejo tren sigue comunicando y dando vida a tantos pequeños pueblos como este que escapan, de momento, del peligro de la despoblación. Pienso en los vecinos de Nonaspe y me pongo en su lugar. Para mí sería una válvula de escape, un verdadero estímulo para vivir aquí saber que hay varios trenes a mi disposición con los que lograr independencia y poder moverme, y así mantenerme en un pueblo con tanto sabor e historia. El ferrocarril como instrumento para fijar población en el medio rural. Triste sino que comenzó con el cierre masivo de líneas en los años ochenta.
Nonaspe, Nonasp, pueblo de la comarca Bajo Aragón-Caspe, último del curso del Matarraña y junto con Fayón, puerta de entrada a la Terra Alta y la Ribera d'Ebre catalanas. Tierra de contacto y de convivencia, franja aragonesa en la que se comparten lengua e historia más allá de sus fronteras. Tierra antigua. Aunque en el término municipal se encuentran restos íberos, es a partir del siglo XII cuando Nonaspe alcanza importancia de la mano de su castillo, del que aún se conserva parte como actual ayuntamiento. La Iglesia Parroquial, gótica, es de las más grandes y bellas de la comarca. La mejor forma de disfrutar de Nonaspe es dar un paseo por sus calles estrechas en las que se amontonan casas estrechas y de gran altura. Un viaje en la historia a los viejos pueblos medievales como este, enriscados y surgidos en tierra de frontera. Una delicia.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia