FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

La Covatilla (Salamanca)

LA COVATILLA Entre dos tierras de interior, Salamanca y Extremadura, se alza en jurisdicción de la primera una mole misteriosa. Sierra notable y desmochada que pone fin por el oeste a las altas cumbres del gran corredor serrano del interior peninsular. Alguien con visión de futuro supo ver aquí las posibilidades de progreso y propuso que se abriera una estación invernal. Seguramente, seducido por el auge turístico de estas sierras, de Béjar y Francia al sur salmantino. Turismo cultural y …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

LA COVATILLA
Entre dos tierras de interior, Salamanca y Extremadura, se alza en jurisdicción de la primera una mole misteriosa. Sierra notable y desmochada que pone fin por el oeste a las altas cumbres del gran corredor serrano del interior peninsular. Alguien con visión de futuro supo ver aquí las posibilidades de progreso y propuso que se abriera una estación invernal. Seguramente, seducido por el auge turístico de estas sierras, de Béjar y Francia al sur salmantino. Turismo cultural y de naturaleza, y además invernal. Y así fue como, en los últimos años del siglo XX, se planteó la apertura de La Covatilla. Y sigue funcionando con una amplia temporada de nieves que se mantienen durante largos meses, tal es la altitud de sus cumbres que rondan los 2400 metros de altitud. Fuera de temporada queda el increíble paisaje. Desde siempre me han fascinado las estaciones de esquí sin nieve. Dejan al desnudo la intimidad de la montaña, y lucen esqueletos de su pujanza invernal. Además de esta estampa fascinante, La Covatilla cuenta con la baza de estar abierta al paisaje. Al contrario que otras estaciones ubicadas en cerrados circos y valles como Baqueira, Ordino o Formigal, La Covatilla se expone a las inclemencias aunque también deja al descubierto la belleza inabarcable de toda la cuerda serrana sumergiéndose en la meseta.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia