FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Hinojosa de Duero (Salamanca)

HINOJOSA DE DUERO Hinojosa de Duero es un bello pueblo del Abadengo salmantino, tierra de Arribes cuya posesión antaño osciló entre Ciudad Rodrigo y Salamanca. Plaza fuerte de los dominios señoriales, marquesado y señorío, la historia de Hinojosa es la de esta tierra fronteriza entre reinos y obispados. De nada me sonaba a mí Hinojosa cuando la visité por primera vez, caminando perdido por tierras arribeñas. Venía yo de La Fregeneda en un día duro de verano casi tropical con …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

HINOJOSA DE DUERO
Hinojosa de Duero es un bello pueblo del Abadengo salmantino, tierra de Arribes cuya posesión antaño osciló entre Ciudad Rodrigo y Salamanca. Plaza fuerte de los dominios señoriales, marquesado y señorío, la historia de Hinojosa es la de esta tierra fronteriza entre reinos y obispados. De nada me sonaba a mí Hinojosa cuando la visité por primera vez, caminando perdido por tierras arribeñas. Venía yo de La Fregeneda en un día duro de verano casi tropical con temperaturas sofocantes y un sol que caía con entusiasmo. Poco antes de llegar al pueblo paré a un lado de la carretera y descubrí en mi mapa que Hinojosa contaba con estación del ferrocarril abandonada, de la línea que unía tierras portuguesas con La Fuente de San Esteban y Salamanca. Y allí me dirigí, a documentar la vieja estación alejada del núcleo urbano de Hinojosa. Y quizá por ello, por estar incrustada en un paisaje de dehesas, ve resaltada su inhóspita belleza.
Llegado al pueblo, descubro un conjunto urbano uniforme, arquitectura popular de las Arribes, casas sencillas de dos alturas, adosadas, con patios y corrales por lo general no muy amplios. El papel en origen defensivo de muchos de los pueblos enclavados en esta tierra de frontera, así como la estructura de la explotación agraria latifundista, favoreció la configuración de cascos urbanos como el de Hinojosa, más densos y compactos que en los campos y llanuras castellanos. Tipología de transición entre los pueblos del llano y los de la sierra, de la que Hinojosa es un exponente extraordinario. En su punto más alto se levanta una preciosa ermita, situada en el cerro de San Pedro, construcción de transición del románico y al gótico, elemento algo extraño en esta tierra que ha sufrido tantos avatares y fue repoblada de forma mayoritaria en los últimos momentos del desarrollo del románico castellano. El conjunto de la ermita, edificio sencillo y bellísimo, de las cruces que la jalonan y del cercano Sagrado Corazón destaca no sólo por su contenido, sino por las vistas amplias que regala sobre el paisaje de tonos terrosos salpicado de dehesa que rodea al pueblo.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia