FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Herguijuela de la Sierra (Salamanca)

HERGUIJUELA DE LA SIERRA Los pueblos más pequeños y remotos de la Sierra de Francia son como las hermanas pobres del extraordinario patrimonio urbano que ha legado estas tierras. Y digo pobres porque con demasiada frecuencia las esquiva el turismo que cada día se masifica y concentra en La Alberca, la propia Peña de Francia y algo menos en Miranda o Mogarraz. Sin embargo, no desmerecen Herguijuela, o Villanueva del Conde, o Santibáñez o San Esteban, aunque quedar al margen …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

HERGUIJUELA DE LA SIERRA
Los pueblos más pequeños y remotos de la Sierra de Francia son como las hermanas pobres del extraordinario patrimonio urbano que ha legado estas tierras. Y digo pobres porque con demasiada frecuencia las esquiva el turismo que cada día se masifica y concentra en La Alberca, la propia Peña de Francia y algo menos en Miranda o Mogarraz. Sin embargo, no desmerecen Herguijuela, o Villanueva del Conde, o Santibáñez o San Esteban, aunque quedar al margen de las grandes rutas serranas ha tenido como efecto indeseado una mayor tolerancia con el proceso de sustitución de la vieja arquitectura tradicional, de granito y entramado, por casas modernas poco respetuosas con la tradición. Y a pesar de ello, Herguijuela ha mantenido su personalidad. El pueblo es un balcón en plena sierra, asomada al Valle del Alagón y mirando hacia el oriente, hacia Béjar y la Estremadura. No llegan a 300 los vecinos del pueblo, que en tiempos mejores superaban los 800. La crisis del campo, la industrialización y las malas comunicaciones invitaron a los herguijueleños a buscar una vida mejor allende los bosques, aunque muchos son los que vuelven a temporadas y mantienen fuertes lazos con el pueblo de sus orígenes, como queda patente en el buen estado del caserío local en el que no abundan las ruinas. La belleza de este pueblo de calles estrechas y umbrías se extiende por la Calle Larga, vía única que vertebra su estructura urbana y que une la exenta Iglesia de la Asunción, iniciada en el siglo XV, y la ermita del Humilladero. Poco más de trescientos metros de asombrosa arquitectura.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia