FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Fuentespalda (Teruel) en Blanco y Negro

FUENTESPALDA La carretera que une Valderobres con Monroyo es la más espectacular de entre las que recorren la fascinante comarca del Matarraña. A un lado de la vía, en la margen derecha conduciendo hacia Peñarroya, y a pocos kilómetros de la capital de la comarca se ubica el pueblo de Fuentespalda, casco urbano compacto, antaño fortificado, en el pequeño valle que forma la confluencia del río Pena y el Tastavins. Paredes rocosas de las sierras que abrigan al pueblo, impresionantes …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

FUENTESPALDA
La carretera que une Valderobres con Monroyo es la más espectacular de entre las que recorren la fascinante comarca del Matarraña. A un lado de la vía, en la margen derecha conduciendo hacia Peñarroya, y a pocos kilómetros de la capital de la comarca se ubica el pueblo de Fuentespalda, casco urbano compacto, antaño fortificado, en el pequeño valle que forma la confluencia del río Pena y el Tastavins. Paredes rocosas de las sierras que abrigan al pueblo, impresionantes panorámicas y la Torreta vigilando la redolada. Fuentespalda también es Fontdespatla, topónimo catalán que hay que enmarcar en el ámbito de la Franja de habla catalana que se extiende por la frontera entre Aragón y Cataluña. El respeto por ambas denominaciones le hace a uno pensar que quizá, por estas tierras, se da una convivencia natural y cotidiana entre ambas lenguas, sin más conflicto que el que las instituciones quieran crear en provecho propio.
La historia del poblamiento de Fuentespalda hunde sus raíces en un tiempo remoto, encontrándose yacimientos prehistóricos y romanos en su término. Es tras la Reconquista, en el siglo XII, cuando se otorga carta de población para estas tierras, y así surge el núcleo urbano actual, de estructura urbana inequívocamente medieval. Dependiente de Valderrobres y del Obispado de Zaragoza, no es hasta el siglo XVII cuando Fuentespalda alcanza su independencia con ayuntamiento propio. Los conflictos bélicos y el aislamiento provocaron que durante siglos, el desarrollo del pueblo fuera muy precario, provocando, en última instancia un importante éxodo rural en la segunda mitad del siglo XX, del que parece estar recuperándose en los últimos años en el ámbito de la comarca del Matarraña, una de las más dinámicas de Aragón donde el turismo rural y su calidad de vida están provocando un intensivo proceso de rehabilitación, puesta en valor y uso del patrimonio, y asentamiento de nueva población.
El casco urbano actual de Fuentespalda responde casi con exactitud a la herencia medieval del pueblo, y poco se ha modificado a lo largo de los siglos. El recinto mantiene la estructura de las viejas villas amuralladas, y se asoma a los campos y a la sierra. Destaca su Iglesia de San Salvador, en origen gótica del siglo XIV como tantas de la comarca, aunque sufrió transformaciones posteriores. Pero sobre todo despunta la Torreta, hito monumental y emblema del pueblo, imponente torreón medieval de vigilancia que formaba parte de las viejas defensas y que se conserva prácticamente intacto, un elemento único en el patrimonio comarcal. Capillas, pasadizos, corredores, fachadas arruinadas que aún mantienen su viejo revoco azulado y otras remozadas en piedra dorada. Un conjunto urbano de gran belleza a la altura de los más bellos pueblos bajomedievales de nuestro país, los de la comarca de Matarraña.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia