FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Fórnoles (Teruel) en Color

FÓRNOLES Me apasionan todos los pueblos de la comarca turolense del Matarraña. Forman el conjunto de pueblos medievales más espectacular de la península. Y Fórnoles no es una excepción, un precioso pueblo de piedra donde destaca la soberbia torre de su iglesia y el ayuntamiento renacentista con lonja, siguiendo un modelo muy frecuente en la comarca y en todo el Bajo Aragón. Y además, un conjunto de arquitectura popular excepcional cuya triste decadencia supone un plus de belleza. El pueblo …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

FÓRNOLES
Me apasionan todos los pueblos de la comarca turolense del Matarraña. Forman el conjunto de pueblos medievales más espectacular de la península. Y Fórnoles no es una excepción, un precioso pueblo de piedra donde destaca la soberbia torre de su iglesia y el ayuntamiento renacentista con lonja, siguiendo un modelo muy frecuente en la comarca y en todo el Bajo Aragón. Y además, un conjunto de arquitectura popular excepcional cuya triste decadencia supone un plus de belleza. El pueblo está escondido entre colinas a los pies de los Puertos de Beceite, paisaje poblado de olivos y almendros. Ubicado en una estrecha loma rocosa desde la que se domina una parte importante del entorno, el sector más antiguo de Fórnoles se configuró en torno a su castillo, hoy desaparecido, que se alzaba en el punto más alto de la muela. Tan alto era que hoy, desde ese punto, podemos disfrutar de la vista de la parte alta de la torre de la iglesia a la altura de nuestros ojos. Visto desde el satélite, el plano de Fórnoles delata a las claras su viejo entramado medieval, con sus calles abrazando la fortaleza, un modelo de villa fortificada muy frecuente en aquella época. A partir del siglo XVI el casco urbano salta del viejo recinto para extenderse longitudinalmente por el cerro por calles largas que se dirigen a las salidas del pueblo, adoptando el casco urbano una forma de estrella de tres puntas. Urbanismo aragonés de calles largas y estrechas, casas altas y de escasa fachada y un encanto medieval irresistible.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia