FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Corrales del Vino (Zamora)

CORRALES DEL VINO Corrales del Vino es un pueblo grande, que supera los mil vecinos, situado al sur de la ciudad de Zamora, de la que dista apenas quince kilómetros siguiendo la Vía de la Plata. La estructura del pueblo viene determinada por la existencia del triple eje, norte sur, de esta Vía, que comunica la costa cantábrica con Extremadura y Andalucía: el ferrocarril, tristemente abandonado; la vieja nacional, por la que viajar es un placer dado su tráfico escasísimo …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

CORRALES DEL VINO
Corrales del Vino es un pueblo grande, que supera los mil vecinos, situado al sur de la ciudad de Zamora, de la que dista apenas quince kilómetros siguiendo la Vía de la Plata. La estructura del pueblo viene determinada por la existencia del triple eje, norte sur, de esta Vía, que comunica la costa cantábrica con Extremadura y Andalucía: el ferrocarril, tristemente abandonado; la vieja nacional, por la que viajar es un placer dado su tráfico escasísimo desde que encontró sustituta que es el tercer eje, la nueva autovía a la que comunica con celeridad el norte y el sur de la península. Corrales es la capital de la Tierra del Vino zamorana. Surgió como pedanía de Fuentelcarnero, eran los "corrales" de Fuentelcarnero, pero la consolidación de la Ruta de la Plara hizo que Corrales fuera ganando importancia frente al declive del viejo núcleo principal. Corrales es un "pueblo urbano", que aún conserva un importante núcleo original en torno a su iglesia y a su plaza, con construcciones tradicionales en ladrillo y sillar de arenisca, al que se ha añadido un amplio espectro de nuevas edificaciones, de chalets y adosados que agradan su casco urbano. Este auge urbanizador, junto a la actividad que antaño otorgó a Corrales el paso de la Nacional hicieron de este un pueblo atípico, vivo y dinámico en el contexto de éxodo rural del siglo XX. Quizá la cercanía a Zamora y su accesibilidad han favorecido que la población quedara fijada en Corrales sin que hubiera necesidad, en tiempos recientes, de la desgraciada emigración que esquilmó su recurso más preciado, la población joven del campo que hubo de emigrar de forma masiva en la segunda mitad del siglo XX.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia