FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Cordovilla (Salamanca)

CORDOVILLA En un pequeño promontorio que da la bienvenida al amplio y precioso valle del río Tormes, poco antes de llegar a Salamanca, se encuentra Cordovilla. No sé como estará hoy la carretera que da acceso al pueblo, sé que cuando visité Cordovilla era de las peores por las que había circulado. Incluso ese detalle aporta un poco de magia a la visita ya que llegar hasta allí, o salir hacia Huerta por el viejo camino, es toda una experiencia. …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

CORDOVILLA
En un pequeño promontorio que da la bienvenida al amplio y precioso valle del río Tormes, poco antes de llegar a Salamanca, se encuentra Cordovilla. No sé como estará hoy la carretera que da acceso al pueblo, sé que cuando visité Cordovilla era de las peores por las que había circulado. Incluso ese detalle aporta un poco de magia a la visita ya que llegar hasta allí, o salir hacia Huerta por el viejo camino, es toda una experiencia. En el casco urbano sobresalen las pocas casas que aún se conservan con fachadas levantadas en la piedra dorada de Villamayor. Por desgracia, muchas rehabilitaciones se han llevado a cabo respetando poco la arquitectura tradicional. En Cordovilla, como en tantos pueblos de Castilla, el escaso respeto que se ha guardado a su fisionomía original ha hecho que se pierda para siempre gran parte de la belleza que los adornaba, engullida por una muy mal entendida corriente de "urbanizar" lo rural, de construir casas plenamente urbanas en entornos rurales. Siento una gran impotencia al no poder detener la barbarie que aún hoy supone la pérdida de las construcciones originales, que restauradas y conservadas como se ha hecho en otros lugares de España hubieran permitido que Cordovilla, y muchos otros pueblos, siguieran siendo lo que antes eran. Incluso el ayuntamiento ha sufrido estos calamitosos embites. Ha dejado mucha más huella en la historia del urbanismo de Castilla la especulación en las ciudades y la poca cultura conservacionista en los pueblos que las guerras y el abandono. Al final, lo que queda es un interesante paseo por sus solitarias calles haciendo inventario mental de cuantas casas se han renovado y cuantas se han abandonado, ya que es a estos dos grupos a los que pertenece la mayor parte del caserío.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia