FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Chodes (Zaragoza)

CHODES Pocos kilómetros al norte de Morata de Jalón, importante villa comercial e industrial ubicada en el corredor fluvial y ferroviario del Jalón zaragozano, se ubica el pequeño pueblo de Chodes, cuya principal seña de identidad es su excepcional plaza octogonal, encalada y de ladrillo, que distribuye el callejero del casco urbano y alberga el ayuntamiento y la iglesia. Chodes surgió como un nuevo asentamiento en el que pudieran vivir los agricultores que trabajaban las tierras del Conde de Morata, …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

CHODES
Pocos kilómetros al norte de Morata de Jalón, importante villa comercial e industrial ubicada en el corredor fluvial y ferroviario del Jalón zaragozano, se ubica el pequeño pueblo de Chodes, cuya principal seña de identidad es su excepcional plaza octogonal, encalada y de ladrillo, que distribuye el callejero del casco urbano y alberga el ayuntamiento y la iglesia. Chodes surgió como un nuevo asentamiento en el que pudieran vivir los agricultores que trabajaban las tierras del Conde de Morata, y así fue que este personaje, en el siglo XVII, recurrió al mismo arquitecto que había levantado su fabuloso palacio morateño, Juan de la Marca, para edificar la plaza que sería el germen del poblamiento de Chodes. Así se abandona el viejo pueblo, que existió en una peña cercana en la que aún se observan restos del antiguo castillo, y los nuevos pobladores se dispusieron en torno a la plaza, que alberga 24 viviendas y cuatro grandes arcos orientados a los cuatro vientos. Tres de ellos dan acceso a este espacio urbano y en el cuarto se ubica la entrada a San Miguel, iglesia barroca que es la parroquial de Chodes. A la espalda de la plaza trepan por la empinada ladera un puñado de casas más o menos pintorescas, levantadas con la modestia del adobe, del ladrillo y la mampostería que forma sus muros. Es una forma constructiva muy extendida en el occidente aragonés que, como en el caso de Chodes, forma paisajes urbanos variados, parduzcos de belleza fascinante que recuerdan a las viejas villas moriscas.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia