FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Castellanos de Moriscos (Salamanca)

CASTELLANOS DE MORISCOS Castellanos es un pueblo viejo cuyas primeras referencias documentales se pierden en el siglo XIII. Ha vivido los avatares de la historia con la misma modestia que el resto de pueblos de la comarca de la Armuña a la que pertenece, pueblos pequeños de repoblación, de agricultores laboriosos que han progresado labrando esta tierra dura y árida de la fría meseta. Durante largos siglos respondió al modelo urbano de la zona, calles más o menos amplias, casas …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

CASTELLANOS DE MORISCOS
Castellanos es un pueblo viejo cuyas primeras referencias documentales se pierden en el siglo XIII. Ha vivido los avatares de la historia con la misma modestia que el resto de pueblos de la comarca de la Armuña a la que pertenece, pueblos pequeños de repoblación, de agricultores laboriosos que han progresado labrando esta tierra dura y árida de la fría meseta. Durante largos siglos respondió al modelo urbano de la zona, calles más o menos amplias, casas de baja altura levantadas en sillarejo o ladrillo. Ha sido en los últimos lustros cuando Castellanos ha tomado un camino distinto al resto de pueblos armuñeses, debido a su cercanía a la ciudad de Salamanca. A pesar de ubicarse en una segunda corona metropolitana, Castellanos ha padecido con especial intensidad la profunda transformación urbanística acaecida en los pueblos del alfoz en las dos últimas décadas. Una nueva muralla rodea el pueblo, bien visible desde la autovía de Valladolid. Es una muralla de edificios modernos y funcionales, de poca altura, cuyas ventanas se asoman a los campos y al infinito de los horizontes pelados de la Armuña. A pesar de todo, Castellanos a conservado el entramado urbano de su viejo casco, calles que fueron concebidas para una arquitectura de baja altura, de casas amplias con portalones, corrales y cercas, elementos de los que se conservan buenos ejemplares. Calles que sin embargo han sido invadidas por edificios de tres y cuatro alturas que han formando un casco urbano densificado. En el borde suroccidental del pueblo aparece un importante sector de viviendas unifamiliares. Y en la salida hacia Moriscos se alza la Iglesia de San Esteban, del siglo XVI, una de las Catedrales de la Armuña, de torre chata y muros sólidos, que largos años permaneció cerrada y medio arruinada y que, parece, ha sido reabierta en 2013.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia