FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Cabañas de Sayago (Zamora)

CABAÑAS DE SAYAGO Cabañas de Sayago. Viejas cabañas de pastores trashumantes que por aquí pasaban. De los pueblos del Sayago zamorano, Cabañas es del los más alejados al corazón de la comarca, aunque de los más accesibles por su cercanía a las grandes carreteras que corren paralelas a la Vía de la Plata. De hecho, Cabañas no suele formar parte de la excursión que alguien pueda planear para conocer las entrañas del Sayago, ya que queda alejado y no tiene …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

CABAÑAS DE SAYAGO
Cabañas de Sayago. Viejas cabañas de pastores trashumantes que por aquí pasaban. De los pueblos del Sayago zamorano, Cabañas es del los más alejados al corazón de la comarca, aunque de los más accesibles por su cercanía a las grandes carreteras que corren paralelas a la Vía de la Plata. De hecho, Cabañas no suele formar parte de la excursión que alguien pueda planear para conocer las entrañas del Sayago, ya que queda alejado y no tiene mucho que ver con la tradición constructiva ni el paisaje de esta comarca mágica y remota en los confines de la meseta. Tiene sin embargo Cabañas más rasgos en común con los pueblos de la Tierra del Vino, comarca esta que antecede a las amplias llanuras castellanas. Aquí no encontraremos las típicas cortinas que ejercen de cerca, ni los amplios corrales que abundan en otros pueblos de la comarca. La vid, el ganado y el aguardiente son los principales productos que la comarca, que en Cabañas se han explotado de forma tradicional hasta no hace tanto. De tradiciones saben sus vecinos, que han conservado la arquitectura de sus casas y el entramado de sus calles para formar un conjunto urbano armonioso y de gran belleza. En lo más alto destaca el depósito. Al norte y cerrando el pueblo se sitúa la Iglesia de San Miguel, bello y sencillo edificio ubicado al final de una larga rampa que le da perspectiva y ennoblece su presencia. Al este, en la entrada al pueblo desde El Cubo, una explanada hace de aparcamiento y lugar de encuentro y se abre al pilón y el puente sobre un arroyo tributario de la cuenca de Campeán, que unos kilómetros al norte tributará al Duero. El pueblo cuenta con apenas centenar y medio de empadronados, que viven de la ganadería y de la vid, que ha comenzado no hace tanto a elaborar sus propios vinos, y que mira al futuro entre la alegría de la vuelta de sus vecinos en verano y el miedo al abandono de un medio rural envejecido que afronta grandes retos a medio plazo para garantizar su superviviencia. Y entretanto, nos ofrece la visita de pueblos como Cabañas, paisaje rural genuino que pervive en el tiempo.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia