FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Arévalo (Ávila) en Color

ARÉVALO En el límite de las provincias de Segovia y Ávila, tan al límite que se confunden sus términos, y en tierras de esta última se alza en un promontorio la ciudad de Arévalo, antigua plaza en la que destacan sus alturas. Alturas de sus torres, del castillo o de sus viejas defensas y palacios. Abrazada sobre una cresta por los cursos del Adaja y el Arevalillo, la ciudad guarda dentro de sus murallas algunas de las mejores muestras del …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

ARÉVALO
En el límite de las provincias de Segovia y Ávila, tan al límite que se confunden sus términos, y en tierras de esta última se alza en un promontorio la ciudad de Arévalo, antigua plaza en la que destacan sus alturas. Alturas de sus torres, del castillo o de sus viejas defensas y palacios. Abrazada sobre una cresta por los cursos del Adaja y el Arevalillo, la ciudad guarda dentro de sus murallas algunas de las mejores muestras del mudéjar castellano, tan extendido en la comarca de la Moraña que es su seña de identidad. Arévalo es un cruce de caminos equidistante de un buen número de importantes ciudades medievales como Medina, Segovia o Ávila unidas con antiguas vías hoy convertidas en modernas carreteras y ferrocarriles que le dan a la ciudad un fácil acceso desde toda la región. Cercana a Madrid y Valladolid, enclavada en la ruta histórica de castillos y leyendas, de reyes y caballeros, Arévalo debe buena parte de su importancia a los monarcas que vivieron entre sus muros, sobre todo las Isabeles, de Castilla y Portugal, que pasaron parte de su vida aquí. Hoy la ciudad es un centro comarcal de comercio y servicios que se extiende desde su castillo hasta la preciosa estación de ferrocarril, que merece la pena ser visitada. En general, sus vecinos han respetado la arquitectura tradicional diferenciando el recinto intramuros, con construcciones de baja altura, abundancia en edificios singulares y casas de modesta factura, y el sector extramuros que es la ciudad moderna, nuevos barrios residenciales y de comercio más amplios y mejor comunicados que son la parte más dinámica y ajetreada de la ciudad.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia