FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Alhama de Aragón (Zaragoza)

ALHAMA DE ARAGÓN Alhama, la “fuente termal” a la que se referían los musulmanes y que ya durante la dominación romana fue centro balneario. Alhama, lago termal excepcional y único en la península, en el que afloran aguas cálidas y reconstituyentes que dan impulso al presente de la villa. El nombre de Alhama de Aragón ha traspasado fronteras y es, junto a Jaraba, el principal exponente del Aragón termal de balnearios que ha tomado fuerza en esta Comunidad de Calatayud, …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

ALHAMA DE ARAGÓN
Alhama, la "fuente termal" a la que se referían los musulmanes y que ya durante la dominación romana fue centro balneario. Alhama, lago termal excepcional y único en la península, en el que afloran aguas cálidas y reconstituyentes que dan impulso al presente de la villa. El nombre de Alhama de Aragón ha traspasado fronteras y es, junto a Jaraba, el principal exponente del Aragón termal de balnearios que ha tomado fuerza en esta Comunidad de Calatayud, siguiendo el valle del Jalón y sus subsidiarios. Hasta cuatro balnearios se ubican hoy en Alhama y dan servicio a una demanda que se ha mantenido constante a lo largo del tiempo. Es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar de Alhama y sus virtudes, aunque no son tantos, al menos por Madrid, los que hasta aquí han acudido a beneficiarse de ellas.
Además, la ubicación y la disposición de Alhama es puro espectáculo geológico y urbano, encerrado por un estrecho tajo que el río ha abierto en la roca, en el que se arruman el ferrocarril, el propio cauce del Jalón, la vieja carretera de Aragón y el caserío del pueblo. Un gran torreón, de difícil acceso desde las calles del pueblo, recibe al visitante desde la lejanía e indica que este es un lugar singular. A sus pies, se alza la discreta nave de la Iglesia de la Natividad, barroco del XVIII, y el edificio del ayuntamiento. Dado el estrecho paso en que se asienta, Alhama se ha desarrollado siguiendo las carreteras que dan acceso al pueblo, la vieja de Aragón y la de Nuévalos, un crecimiento lineal encajonado por las sierras que rodean el pueblo y que han dificultado su crecimiento. Un casco urbano complejo e intrincado, fruto de la herencia árabe y la propia orografía, que ha perdido parte de su carácter fruto de la prosperidad que recobró el pueblo a partir del siglo XIX y que hizo que parte del viejo casco se viera sustituido por nuevas edificaciones. Túneles y pasadizos han resuelto la difícil papeleta de disponer las infraestructuras aunque, en el siglo XXI, han perdido su pujanza al verse sustituidas por autovías y mdodernos Aves. Y sin embargo han legado para la historia y la fotogenia un conjunto urbano único en la península.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia