FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Aldeavieja de Tormes (Salamanca)

ALDEAVIEJA DE TORMES En la margen izquierda del Pantano de Santa Teresa, cuando las aguas del Tormes se remansan y adquieren la categoría de mar interior de esta Salamanca un tanto adusta, se asienta el caserío de Aldeavieja de Tormes, pueblo modesto afectado por el precioso contraste cromático de los límpidos cielos, casi serranos, de estas tierras de Salvatierra y de Guijuelo. Aldeavieja se sitúa a unos 900 metros de altitud, en la penillanura que es la transición entre la …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

ALDEAVIEJA DE TORMES
En la margen izquierda del Pantano de Santa Teresa, cuando las aguas del Tormes se remansan y adquieren la categoría de mar interior de esta Salamanca un tanto adusta, se asienta el caserío de Aldeavieja de Tormes, pueblo modesto afectado por el precioso contraste cromático de los límpidos cielos, casi serranos, de estas tierras de Salvatierra y de Guijuelo. Aldeavieja se sitúa a unos 900 metros de altitud, en la penillanura que es la transición entre la comarca serrana de Béjar, a cuyo partido pertenece, y las amplias llanuras que se abren allá por Salamanca. Poco más de cien vecinos pueblan sus casas, de los más de quinientos que habitaran en Aldeavieja a mediados del siglo XX. Son vecinos que tradicionalmente se han dedicado a la agricultura y la ganadería de forma autárquica, cultivando pequenyos huertos en las orillas del Tormes. La arquitectura de las casas de Aldeavieja es muy variada, fruto de las mejoras en las técnicas constructivas que, con frecuencia, han respetado poco los materiales tradicionales como las lascas de piedra que aún levantan algunas casas y los viejos muros de viviendas arruinadas, que ahora son la cerca de sus parcelas y corrales. Algunos portalones abren paso hacia el interior de grandes casas enlucidas, que son las que mejor se han conservado en el pueblo. Al final del casco urbano y alejada de la carretera se sitúa la iglesia, edificio sencillo levantado en piedra, exenta y rodeado de amplios espacios que le dan perspectiva a su bella torre.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia