FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Aldeaseca de la Frontera (Salamanca)

ALDEASECA DE LA FRONTERA Qué nombre tan bello, sonoro y descriptivo tiene Aldeaseca de la Frontera. Y es que no es más que eso, una pequeña aldea de la tierra salmantina de Peñaranda, de paisaje en apariencia seco, de los más secos de la meseta norte, y ubicado en la antigua frontera entre los reinos de León y Castilla. Y no entiendo el paisaje seco como algo peyorativo, ya que a mí me fascina y conmueve profundamente la inmensa soledad …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

ALDEASECA DE LA FRONTERA
Qué nombre tan bello, sonoro y descriptivo tiene Aldeaseca de la Frontera. Y es que no es más que eso, una pequeña aldea de la tierra salmantina de Peñaranda, de paisaje en apariencia seco, de los más secos de la meseta norte, y ubicado en la antigua frontera entre los reinos de León y Castilla. Y no entiendo el paisaje seco como algo peyorativo, ya que a mí me fascina y conmueve profundamente la inmensa soledad de los campos de cereal que se extienden al norte del río Almar, el amarillo de los cultivos segados que se confunde con la calima veraniega del mediodía fundiendo tierra y cielo en un paisaje fascinante, y el sonido del estío, de la chicharra y el viento, y nada más. Aldeaseca es un pueblo que apenas destaca sobre el horizonte, de casas generalmente bajas, muy extendido sobre el terreno, en el que, al igual que en tantos pueblos de las llanuras castellanas, se combinan grandes casas, corrales y almacenes de aperos y maquinaria. El ladrillo es el elemento más abundante en sus construcciones, el material que ha estado más a mano en estas tierras lejos de montañas. La Iglesia, el Ayuntamiento y un buen número de casas cuentan con esas fachadas de ladrillo rojizo que remiten inequívocamente a la tradición constructiva de las viejas tierras de los campos de Castilla. La Iglesia de la Asunción aún conserva elementos de su fundación románico-mudéjar, entre los que destaca el ábside semicircular de ladrillo, que data del siglo XII, de la época en que Aldeaseca apareció en la historia como pueblo de repoblación. En torno al templo se mantienen un buen número de las viejas cruces que formaban el calvario del pueblo.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia