FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Alaraz (Salamanca)

ALARAZ El pueblo de Alaraz es grande, y más lo fue, al superar los dos mil habitantes a mediados del siglo XX, cifra nada despreciable en el contexto de pueblos y aldeas agrícolas tan numerosas como minúsculas del campo salmantino. Se ubica en la Tierra de Peñaranda, al sur de la capital comarcal, en el extremo oriental de la provincia de Salamanca. Su casco urbano está formado por calles amplias, casas de modesta factura con fachadas de diversas épocas, formando …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

ALARAZ
El pueblo de Alaraz es grande, y más lo fue, al superar los dos mil habitantes a mediados del siglo XX, cifra nada despreciable en el contexto de pueblos y aldeas agrícolas tan numerosas como minúsculas del campo salmantino. Se ubica en la Tierra de Peñaranda, al sur de la capital comarcal, en el extremo oriental de la provincia de Salamanca. Su casco urbano está formado por calles amplias, casas de modesta factura con fachadas de diversas épocas, formando un paisaje heterogéneo de piedra y color, de diversos materiales entre los que abunda el ladrillo, y todo ello adornado por el frescor del río Gamo y por algún arroyo discreto que serpentea discreto por esta tierra un tanto yerma en la que abunda el cereal. Alaraz ocupa un espacio interesante en el tránsito entre los paisajes más deforestados de la meseta norte, en torno a Peñaranda, y las dehesas que, pocos kilómetros al sur del pueblo, surgen y se extienden formando una alfombra que se funde con las sierras de Piedrahita y Gredos. Un paisaje antiguo cuyo origen remoto se hace evidente en un paseo por sus calles. El poblamiento de Alaraz se pierde en la historia, dando testimonio en su entramado urbano, que parte de la Iglesia y crea una retícula compleja de callejas. El primer asentamiento importante fue árabe, y de él deriva su nombre, el viejo Alfaraz, la "tierra de cultivo" musulmana que algo tendría que ver con el paisaje y la estructura económica actual. Tras convertirse en tierra de nadie fruto de las guerras por la reconquista de estos predios, Raimundo de Borgoña repuebla la zona y es así como aparecen las primeras referencias al poblamiento cristiano, en el siglo XIII. El pueblo se convierte, al poco, en Señorío adscrito a la Casa de Alba, obtiene ayuntamiento independiente en el siglo XIX y se consolida como cabecera de una subcomarca al sur de Peñaranda, albergando en la actualidad buena parte de los servicios y el comercio que requieren los pueblos de la redolada. Sobre el caserío destaca con fuerza la silueta de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Castillo, comenzada en el siglo XVI y que alberga un muestrario importante de arte sacro.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia