FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

San Vicente de la Cabeza (Zamora)

SAN VICENTE DE LA CABEZA En la profunda comarca de Aliste, tierra de leyendas bajo la vigilante presencia de la Sierra de la Culebra, se ubica un gran número de pueblos perdidos, remotos, cuya esencia y tradiciones se pierde en siglos de sabiduría popular. No hay pueblo de la comarca que no destaque por la belleza de su casco urbano, de sus edificios tradicionales y de los entornos boscosos que los rodean. San Vicente es uno de estos pueblos. San …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

SAN VICENTE DE LA CABEZA
En la profunda comarca de Aliste, tierra de leyendas bajo la vigilante presencia de la Sierra de la Culebra, se ubica un gran número de pueblos perdidos, remotos, cuya esencia y tradiciones se pierde en siglos de sabiduría popular. No hay pueblo de la comarca que no destaque por la belleza de su casco urbano, de sus edificios tradicionales y de los entornos boscosos que los rodean. San Vicente es uno de estos pueblos. San Vicente de la Cabeza es un municipio amplio de esta comarca zamorana, que cuenta con cuatro núcleos habitados de los que el propio San Vicente es cabecera municipal. Es uno de los pueblos más bellos y emocionantes de toda la comarca, ya que ocupa un emplazamiento inigualable, atravesado por el mismo río Aliste que por aquí corre canalizado y que forma un entorno exuberante, abundante en agua y vegetación. A ello se une la calidad de sus edificaciones, que han conservado casi en su integridad la calidad constructiva de sus viejas lascas pardas, casi enrojecidas por la cálida luz del sol que forman un espectáculo cromático notable. El pueblo se divide claramente en dos barrios, en las dos márgenes del río Aliste que vertebra y da nombre a esta tierra fascinante del perdido interior zamorano. En la margen derecha se asienta la parte más antigua, que alberga la Iglesia de San Vicente Mártir y las casas más típicas y mejor conservadas. En la vertiende oriental, cercana a la carretera, surge un buen número de nuevas casas que desvirtúan en parte el atractivo del viejo caserío y que sin embargo son exponentes del entusiasmo con el que sus antiguos pobladores han intentado mantener su presencia en el pueblo y la comarca.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia