FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Carbellino (Zamora)

CARBELLINO Pasear por el pueblo sayagués de Carbellino es uno de los mayores placeres de los que uno puede disfrutar en esta tierra zamorana, ya que se trata de un pueblo de espacios abiertos, muy amplio, en el que se entremezcla el patrimonio construído y el entorno natural y cultivado conformando un paisaje excepcional. Sus doscientos vecinos habitan en un casco urbano extenso y diseminado, de casas amplias de piedra, que por lo general cuentan con corrales amplios separados por …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

CARBELLINO
Pasear por el pueblo sayagués de Carbellino es uno de los mayores placeres de los que uno puede disfrutar en esta tierra zamorana, ya que se trata de un pueblo de espacios abiertos, muy amplio, en el que se entremezcla el patrimonio construído y el entorno natural y cultivado conformando un paisaje excepcional. Sus doscientos vecinos habitan en un casco urbano extenso y diseminado, de casas amplias de piedra, que por lo general cuentan con corrales amplios separados por las típicas cortinas de piedra seca tan abundantes en el Sayago, comarca zamorana a la que pertenece. Carbellino es un pueblo muy próximo al Embalse de Almendra, al que se puede acceder fácilmente caminando o en coche, algo de lo más recomendable ya que el paisaje de bolos, de rocas cincelada y desnudas que afloran junto al pantano es símplemente asombrosa. Junto al embalse existe una pequeña urbanización de apenas veinte casas que han surgido al calor de las aguas. Camino arriba, de nuevo en el pueblo, la Iglesia de San Miguel Arcángel, bella construcción exenta que ya existía en el siglo XVI, alberga un Cristo excepcional, de factura gótica, elaborado en el siglo XIII, el Cristo de las Aguas, sacado en procesión en épocas de sequía. La Torre del reloj, que corona el ayuntamiento, levantada en el siglo XIX, es otro de los hitos que dan cohesión a Carbellino y perfilan su paisaje urbano.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia