FOTOURBANA.com – Descubriendo los hábitats del hombre
JAIME TELLO GARCÍA – Geógrafo, fotógrafo y viajero

Bermillo de Sayago (Zamora)

BERMILLO DE SAYAGO Bermillo de Sayago es un pueblo grande, ubicado en el centro de la comarca que le da apellido. Quizá por esa ubicación central, ejerce una cierta capitalidad comarcal, como centro de servicios y con algunos comercios, para los pueblos de este amplio territorio poco poblado. La ubicación de Fermoselle, el pueblo más grande de la zona (aunque no tan integrado en tierras sayaguesas, ya que ocupa el borde de la comarca en su tránsito hacia tierras portuguesas …

Leer más…

Geolocalización

Video


Redes sociales

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Déjanos tu opinión

BERMILLO DE SAYAGO
Bermillo de Sayago es un pueblo grande, ubicado en el centro de la comarca que le da apellido. Quizá por esa ubicación central, ejerce una cierta capitalidad comarcal, como centro de servicios y con algunos comercios, para los pueblos de este amplio territorio poco poblado. La ubicación de Fermoselle, el pueblo más grande de la zona (aunque no tan integrado en tierras sayaguesas, ya que ocupa el borde de la comarca en su tránsito hacia tierras portuguesas y salmantinas), en un extremo de estas tierras y por ello de acceso más remoto, ha propiciado que Bermillo se consolide como centro comarcal. El casco urbano de Bermillo, extenso y de poca densidad, de casas de escasa altura que han ido creciendo a medida que se han modernizado, ha resultado de la unión de dos viejos núcleos muy cercanos, el propio Bermillo que alberga el ayuntamiento y la Iglesia Parroquial, y el de Torales. El paisaje de sus calles mantiene un fuerte carácter sayagués por su urbanismo y arquitectura, ya que el casco urbano se abre hacia los campos circundantes en corrales amplios, algún caserío aislado y sobre todo, las cortinas de lascas que es quizá la principal seña de identidad de la comarca.
Aunque hay discrepancia sobre el origen de su poblamiento y su topónimo, lo que parece claro es que Bermillo surge tras la cristianización de estas tierras. Entre gusanos y membrillo baila su nombre de incierto origen, sobre el que no parece haber unanimidad. En cualquier caso, parece que el aprovechamiento ganadero de las viejas dehesas sayaguesas y la unión de varias explotaciones están detrás de la fundación de Bermillo. Hoy sigue siendo la ganadería su principal recurso, aunque como en toda la meseta, las pensiones y el turismo parecen haber tomado el relevo en el mantenimiento de la economía local. Aunque Bermillo queda alejado de las incipientes rutas turísticas que, provenientes de Salamanca o Zamora, se van extendiendo por la comarca hasta las Arribes, sin duda su importancia como cabecera comarcal y su posición estratégica en un cruce de carreteras lo hacen lugar de paso casi obligado hacia el Duero y Portugal. Además, el valor del patrimonio natural y paisajístico de esta comarca es excepcional y una es, lo confieso, una de mis debilidades. Siempre he sentido un especial interés por la provincia de Zamora, una de las más bellas y desconocidas de España, pero además esta comarca, que extiende sus campos y dehesas, el terreno rocoso y sus vallas de piedra, hasta tocar el profundo cañón de las Arribes del Duero, es una tierra mágica donde el cielo brillante de la primavera, el color de la tierra al atardecer, el intenso verdor de sus campos y la abundancia de agua me cautivó desde el primer momento.
© 2017 Jaime Tello García


Ver en Wikipedia